Utilizamos una vela en forma de sapo color verde, que lo realizaremos frente a nuestro altar en él haremos la invocación personal a fin de proteger nuestra casa y de protegernos.

Con un de los cuchillos o cortapapeles vamos a hacer un agujero por la parte de atrás el sapo, y colocamos el nombre de los enemigos en un pergamino si no sabemos escribimos “en el nombre de todos los enemigos” se vuelve a llenar con la vela que sacamos y sellamos con vela verde encendida para darle bien la forma anterior que tenia el sapo.
Encenderla un viernes después de las 23h.

El lunes  encenderemos 3 velas a San Cipriano (blanca, roja y negra) en triangulo y esperaremos las cosas se mejoran, si es necesario hacer algún baño de descarga.